Descubre las 6 Razones Deliciosas para Amar el Kohlrabi

kohlrabi

Imagina un vegetal que parece una mezcla entre una nave espacial alienígena y un nabo, y tendrás el kohlrabi. Miembro de la familia brassica, que incluye repollo, brócoli y col rizada, este modesto vegetal, con su forma bulbosa y textura crujiente, presume de un dulzor sutil que lo distingue de sus contrapartes crucíferas. En cuanto a los beneficios del kohlrabi, este vegetal es rico en vitaminas, minerales y fibra, convirtiéndolo en una potencia nutricional que merece más atención, la cual parece estar recibiendo finalmente.

A medida que evolucionan las tendencias alimenticias, las cualidades únicas y la flexibilidad culinaria del kohlrabi han contribuido a su presencia creciente en cocinas y menús, elevándolo de un vegetal pasado por alto a un ingrediente celebrado.

«Si bien se consume ampliamente en Europa y Asia, el kohlrabi ha comenzado a despertar más interés en los EE. UU. debido a su aspecto único y su delicioso sabor», afirma la dietista registrada Samina Kalloo, RDN, CDN con sede en Nueva York. Pero más allá de ser una adición sabrosa a muchas recetas, el kohlrabi está cargado de nutrientes, lo que lo convierte en una elección inteligente para nuestra salud en general. ¡Descubre todo sobre lo que es esta verdura menos conocida, cómo beneficia a nuestra salud y formas de usarla en la cocina, aquí!

¿Qué es el Kohlrabi?

Aunque a menudo se le llama «nabo alemán», el kohlrabi no es parte de la familia de las raíces. Sin embargo, no es de extrañar que adquiriera este apodo, ya que la palabra kohlrabi proviene directamente del alemán, con «kohl» que se traduce como repollo y «rabi» como nabo. A pesar de su apariencia bulbosa y similar a una raíz, adornada con brotes foliares, el kohlrabi (nombre científico Brassica oleracea, variedad gongylodes) es un miembro de la familia de verduras brassica, al igual que el brócoli, la col rizada, el repollo y las coles de Bruselas. Toda la planta crece sobre el suelo y su globo, brotes y hojas son comestibles. La apariencia exterior de este vegetal parecido a un alienígena puede ser verde o morada, aunque algunas variedades tienen piel blanca o incluso azul. Independientemente del color de la piel, el interior siempre será de color blanco hueso, similar a un chirivía.

Del kohlrabi, puedes esperar un sabor suave, ligeramente dulce con un toque de pimienta y notas de brócoli y repollo. Con una textura crujiente satisfactoria, se puede disfrutar crudo o cocido, aunque cocinarlo suavizará significativamente su textura. Y aunque la temporada de crecimiento del kohlrabi varía según la ubicación, generalmente se considera un vegetal de clima fresco, cosechado durante la primavera temprana, el otoño o el invierno, aunque a menudo lo encontrarás en los mercados de agricultores en verano, ya que muchos lo cultivan durante los meses más cálidos. La mejor época para encontrarlo en la tienda de comestibles suele ser durante el otoño o el invierno; sin embargo, a medida que esta verdura gana popularidad, cada vez más supermercados la tienen durante todo el año.

6 Beneficios del Kohlrabi que Debes Tener en Cuenta

Gracias a su robusto perfil nutricional, el kohlrabi tiene mucho que ofrecer. Es notablemente alto en agua, fibra, potasio, manganeso, magnesio, ácido fólico, calcio y vitaminas C y B6. También encontrarás una gran cantidad de compuestos vegetales en este crujiente vegetal, incluidos ácidos fenólicos, antocianinas, glucosinolatos e isotiocianato, especialmente en su piel.

Como puedes imaginar, estos nutrientes se traducen en algunos beneficios para la salud bastante impresionantes, aquí tienes algunos de los más notables:

Apoya la salud inmunológica

Entre la vitamina C y los compuestos vegetales que se encuentran en el kohlrabi, este sabroso vegetal impulsa nuestra salud inmunológica desde múltiples ángulos. «Una taza de kohlrabi crudo contiene 62 miligramos de vitamina C por porción, lo que proporciona aproximadamente el 84 por ciento de la ingesta dietética recomendada para las mujeres y el 70 por ciento de la IDR para los hombres», dice Kalloo. «La vitamina C protege las células contra el impacto de los radicales libres, fortaleciendo el sistema inmunológico».

Los compuestos vegetales encontrados en esta verdura también trabajan para reducir la inflamación en el cuerpo al mismo tiempo que combaten los radicales libres o moléculas inestables en la raíz de muchas enfermedades agudas y crónicas. Curiosamente, la vitamina B6 también desempeña un papel clave en mantener un sistema inmunológico fuerte al regular las respuestas inmunológicas. Además, «investigaciones actuales sugieren que los glucosinolatos, una clase de fitoquímicos que se encuentran casi exclusivamente en verduras crucíferas como el kohlrabi, muestran efectos antiinflamatorios, antioxidantes y quimio-protectores, es decir, beneficios contra el cáncer», comparte Kalloo. Incluso hay evidencia que sugiere que el kohlrabi tiene efectos antibacterianos, probablemente debido a la acción de estos nutrientes.

Impulsa la salud cardíaca

Este brassica también defiende la salud cardíaca a través de la fibra, el potasio y los compuestos vegetales que posee. La fibra soluble presente en el kohlrabi se une al colesterol dietético en el intestino delgado, ayudando a eliminarlo del cuerpo en lugar de absorberse en la sangre, donde puede contribuir a la acumulación de placa en las venas y arterias, es decir, a la aterosclerosis.

La ingesta adecuada de potasio está vinculada con una mejor regulación de la presión arterial, especialmente entre aquellos con hipertensión o niveles prolongados de presión arterial alta. Además, este mineral es un electrolito importante, promoviendo ritmos cardíacos saludables.

Además, todos los compuestos vegetales presentes en este extraño vegetal reducirán la inflamación para respaldar la salud cardíaca; las antocianinas son particularmente beneficiosas para la salud cardíaca debido a sus vínculos con niveles más saludables de presión arterial y un menor riesgo de eventos cardíacos como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Además, un estudio encontró que un mayor consumo de verduras crucíferas como el kohlrabi se asoció con un menor riesgo de enfermedad vascular relacionada con la aterosclerosis y mortalidad relacionada en mujeres mayores.

Ayuda a mantener la salud metabólica

Los nutrientes presentes en el kohlrabi también ayudan en un mejor metabolismo. La fibra que contiene ayuda a ralentizar la digestión, regulando la respuesta de azúcar en la sangre para niveles de energía y manejo de azúcar en la sangre más estables en personas con y sin problemas de salud metabólica como la diabetes. De hecho, el kohlrabi ha sido considerado un agente antidiabético debido a su potencial antioxidante y antiinflamatorio.

Mientras tanto, la vitamina B6 presente en el kohlrabi desempeña un papel de apoyo en más de 100 reacciones enzimáticas en el cuerpo, incluidas aquellas que ayudan a metabolizar carbohidratos, grasas y proteínas. De manera similar, la vitamina C presente en la planta es crucial para la absorción óptima de hierro dietético.

Promueve la salud intestinal

Tanto el agua como la fibra abundantes en el kohlrabi ayudan a este vegetal a ser bueno para tu intestino y la salud digestiva en general. Contiene fibra soluble e insoluble, lo que promueve la regularidad digestiva en general mientras combate problemas gastrointestinales comunes como gases, hinchazón, diarrea y estreñimiento. Sin embargo, la fibra soluble que ofrece lleva estos beneficios un paso más allá al actuar como prebiótico en el microbioma intestinal. Los prebióticos son alimentos para nuestras bacterias intestinales saludables, ayudando al microbioma, una comunidad de billones de microorganismos en el intestino grueso, a prosperar. El microbioma intestinal está vinculado de manera intrincada no solo con nuestra salud intestinal, sino también con nuestra salud inmunológica y general.

Finalmente, el agua en el kohlrabi ayuda a que los alimentos se muevan más fácilmente a través de nuestro tracto gastrointestinal al permitir que la fibra funcione adecuadamente y elimine los desechos.

Fomenta la salud cerebral

A través del apoyo al microbioma intestinal, el kohlrabi también promueve una mejor salud cerebral. Esto se debe a que la salud del intestino y el cerebro están estrechamente relacionadas a través de una conexión llamada eje intestino-cerebro. Esto significa que si nuestro microbioma intestinal no está en excelente forma, nuestra salud mental y cerebral puede sufrir y viceversa. Además, la vitamina B6 del kohlrabi es una contribuyente significativa a la creación de neurotransmisores. Los neurotransmisores son moléculas señalizadoras en el cerebro, vitales para la comunicación saludable entre las células cerebrales.

Por último, pero no menos importante, las antocianinas en el kohlrabi se consideran agentes neuroprotectores, ayudando a protegernos de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.

Beneficios adicionales del Kohlrabi

Hay algunos beneficios adicionales del kohlrabi que vale la pena mencionar. Uno de ellos es la salud de la piel, que promueve a través de la vitamina C que sintetiza colágeno y el agua hidratante que contiene el kohlrabi. La otra ventaja es la salud ósea: «El calcio y el magnesio en el kohlrabi apoyan la salud ósea y la función muscular», explica Kalloo. El manganeso que contiene también ofrece beneficios similares para fortalecer los huesos.

Formas de Disfrutar del Kohlrabi

Con todos estos impresionantes beneficios para la salud del kohlrabi, es posible que estés ansioso por probar esta verdura en aumento, si aún no lo has hecho.

Pero antes de hacerlo, hay algunos consejos para elegir y almacenar el kohlrabi que debes conocer. En el mercado o supermercado, busca un bulbo de kohlrabi que se sienta pesado en tus manos, esté libre de grietas o magulladuras y no muestre signos de moho o pudrición.

Si bien algunos kohlrabis se venderán solo como bulbo, aquellos con sus tallos y hojas adjuntas son una mejor compra, ya que estas partes de la planta son nutritivas y deliciosas. Solo asegúrate de que los tallos y las hojas no muestren signos de marchitez. Y, al igual que con muchas otras verduras, cuanto más pequeño sea el kohlrabi, más tierna será su textura, lo cual es óptimo para aplicaciones crudas.

En cuanto al almacenamiento, idealmente, querrás separar el bulbo de las hojas y los tallos, ya que tienen diferentes duraciones. El bulbo de kohlrabi se mantendrá fresco en una bolsa resellable en la nevera durante entre siete y diez días, mientras que las hojas y los tallos también deben almacenarse en una bolsa resellable con una toalla de papel, aunque solo se mantendrán frescos durante tres a cinco días. También puedes picar el bulbo y almacenarlo en un recipiente hermético durante hasta un año en el congelador.

Al preparar esta verdura, puedes dejar la piel o quitarla si parece dura después de lavarla. Sin embargo, si la piel no es demasiado gruesa o vas a cocinar tu kohlrabi, déjala, ya que es súper densa en nutrientes. Para la preparación cruda, el kohlrabi es perfecto como ingrediente crujiente en ensaladas o ensaladas de repollo y es excelente como crudités.

Con todos estos beneficios para la salud, es hora de incorporar el kohlrabi a tu dieta si aún no lo has hecho. Al elegir y almacenar esta verdura, busca un bulbo que sea pesado, sin grietas ni magulladuras. Si es posible, opta por aquellos con tallos y hojas adjuntas, ya que estas partes también son nutritivas y deliciosas. Para disfrutarlo crudo, agrégalo a ensaladas o córtalo en crudités. Cocido, el kohlrabi es una excelente adición a sopas, guisos o salteados.

Recuerda estos consejos al comprar y almacenar kohlrabi para aprovechar al máximo sus beneficios. ¡Explora la versatilidad de esta joya culinaria y mejora tu salud con cada bocado!

Scroll al inicio