Los 3 Beneficios de la Aeróbica Acuática que Realmente te Convencerán de Probarla

aerobica nautica

¿Qué es la Aeróbica Acuática?

La aeróbica acuática es una combinación de ejercicio cardiovascular y de fuerza realizado dentro de una piscina, principalmente en la parte menos profunda donde se puede estar de pie. Aunque se suda durante la sesión, se considera un entrenamiento de bajo impacto.

«La aeróbica acuática es suave para las articulaciones, lo que la hace adecuada para personas con artritis, dolor en las articulaciones u otras problemas de movilidad», señala Carlos Urrutigoity, instructor de fitness acuático y líder del círculo de salud y bienestar en BodyHoliday, Santa Lucía. «La flotabilidad del agua permite un mayor rango de movimiento, promoviendo flexibilidad y una mejor función articular.»

Beneficios de la Aeróbica Acuática

Existen numerosos beneficios de la aeróbica acuática. A continuación, se presentan algunos.

1. Mejora la fuerza muscular y la salud cardiovascular

Un pequeño estudio de mayo de 2018 en PLOS One encontró que realizar aeróbicos acuáticos dos veces a la semana durante 12 semanas mostró mejoras en la fuerza explosiva del cuerpo superior e inferior, reducción de grasa corporal, menor presión arterial sistólica y menor triglicéridos.

2. Apto para personas de todos los niveles y habilidades

«La aeróbica acuática se puede adaptar a todos», dice el fisioterapeuta Landon Uetz, PT, DPT. «Cuanto más rápido te muevas, más resistencia experimentarás.»

3. Trabaja múltiples grupos musculares a la vez

«Es especialmente efectiva para trabajar los músculos del núcleo, ya que los músculos abdominales y de la espalda están constantemente comprometidos para mantener el equilibrio y la estabilidad en el agua», señala Urrutigoity.

¿Por qué la Aeróbica Acuática es más desafiante que los ejercicios en tierra?

Una de las principales razones por las que la aeróbica acuática es sorprendentemente difícil es debido a la resistencia del agua.

«La resistencia del agua es aproximadamente 12 a 14 veces mayor que la del aire», menciona Urrutigoity. «Por lo tanto, los movimientos se vuelven más desafiantes, lo que mejora la fuerza y resistencia muscular en comparación con ejercicios similares en tierra.»

Aunque puede ser un entrenamiento más exigente de lo esperado, el desafío permite construir masa muscular magra sin el riesgo de lesiones que se podrían enfrentar en tierra. El factor de flotación del agua también juega un papel.

«La flotación es lo que reduce los requisitos articulares y soporta el peso del cuerpo», agrega Uetz. «Elimina la gravedad de la ecuación que entra en juego con la actividad en tierra.»

Conclusión: Desafío y Diversión en la Aeróbica Acuática

La aeróbica acuática fue verdaderamente uno de los entrenamientos más desafiantes y divertidos que se han hecho en mucho tiempo. Se resbaló y se deslizó, apenas pudo equilibrarse, y probablemente pareció una jirafa intentando caminar por primera vez. Solo ten en cuenta que puede tomar un tiempo acostumbrarse (literalmente), y es posible que te sientas muy humilde. Pero mientras te diviertas y sigas esforzándote, eso es lo que realmente importa.

Prueba este Ejercicio de Aeróbica Acuática

¿Quieres probar la aeróbica acuática? Urrutigoity recomienda este ejercicio la próxima vez que estés en la piscina.

Calentamiento (5 minutos)

  • Trotar en el lugar: Comienza con un trote ligero en el agua para aumentar tu frecuencia cardíaca y calentar tus músculos.
  • Círculos de brazos: Ponte de pie con los pies separados al ancho de los hombros y haz círculos hacia adelante y hacia atrás para calentar las articulaciones de los hombros.
  • Movimiento de piernas: Balancea una pierna hacia adelante y hacia atrás, luego de un lado a otro. Cambia de pierna y repite.
  • Giros de torso: Ponte de pie con los pies hip-width apart y gira tu torso de un lado a otro, involucrando los músculos del núcleo.

Ejercicio cardiovascular (30 minutos)

  • Jumping jacks: Realiza jumping jacks en el agua para aumentar tu frecuencia cardíaca y trabajar en la aptitud cardiovascular.
  • Esquí de fondo: Simula el movimiento de esquiar de fondo moviendo los brazos y las piernas alternativamente.
  • Rodillas altas: Levanta las rodillas hacia el pecho, alternando las piernas rápidamente. Esto ayuda a involucrar tu núcleo y la parte inferior del cuerpo.
  • Giros de torso: Ponte de pie con los pies hip-width apart y gira tu torso de un lado a otro, involucrando los músculos del núcleo.
  • Hydro push: Con mancuernas de espuma, guantes de resistencia o sin equipo de fitness, sumerge tu cuerpo hasta el nivel del pecho y utiliza la resistencia del agua para empujar tus brazos lejos de tu cuerpo en un movimiento de flexión. Involucra tus tríceps (parte posterior de los brazos), deltoides (hombros) y pectorales (pecho) al hacerlo.

Enfriamiento (5 minutos)

  • Caminata lenta: Reduce la intensidad con una caminata lenta en el agua para bajar gradualmente tu frecuencia cardíaca.
  • Estiramientos: Realiza estiramientos suaves para tus brazos, piernas y torso. Concéntrate en alargar tus músculos y mejorar la flexibilidad.
  • Respiración profunda: Finaliza con ejercicios de respiración profunda para relajarte y centrarte.

¡Prueba este entrenamiento de aeróbica acuática la próxima vez que estés en la piscina y experimenta sus increíbles beneficios!

Scroll al inicio